RSS

Tipos de evaluaciones del aprendizaje. Conceptos y características

07 jun

Introducción

El presente documento presenta una investigación documental y de campo de los diferentes tipos de evaluación del aprendizaje: tradicional, mediante exámenes, alternativa y por competencias.

Objetivo General

Realizar una investigación documental y una de campo con la finalidad de conocer, entender y analizar los diferentes tipos de evaluación del aprendizaje.

Objetivos Específicos

Analizar información documental con respecto a evaluación tradicional, mediante exámenes, alternativa y por competencias. Utilizando para ello la metodología APA.

Diseñar un cuestionario formal para el levantamiento de información de campo, el cual deberá estar compuesto de 7 preguntas abiertas, relativas a la investigación documental.

Aplicar el instrumento de recolección mediante el uso de una entrevista, a cuatro docentes del Instituto Tecnológico de Colima. Deberá grabarse la evidencia en formato MP3.

Complementar la investigación documental con las evidencias de audio recabadas de la investigación de campo, con la finalidad de obtener un aprendizaje claro y completo.

Justificación

Realizar una investigación documental y de campo, se considera una investigación completa, ya que proporciona no sólo una evidencia teórica, si no que esta puede comprobarse con la opinión y experiencia de docentes, los cuales de una manera u otra, aplican su aprendizaje en su actuar diario.

El conocer, analizar y comprender todos los aspectos acerca de los diversos tipos de evaluación del aprendizaje, permite un conocimiento integral del tema, el cual fortalecerá el actuar docente.

Conceptos en este documento

  • Evaluación tradicional. “Es aquella ejercida según el estilo de cada profesor, en la cual el examen es la única fuente de información” (Álvarez, 2001, p. 21).
  • Evaluación mediante exámenes. “La evaluación mediante exámenes – que pueden ser, razonablemente bien utilizados, aunque no únicos de evaluación- debe condicionar o dirigir el aprendizaje. Más no debe condicionar al curriculum ni a la enseñanza” (Álvarez, 2001, p. 34).
  • Evaluación alternativa. “Se orienta hacia el reconocimiento del aprendizaje individual del alumno y a la construcción de un juicio basado en la observación, con base en el establecimiento de objetivos de aprendizaje y de los criterios de desempeño pertinentes” (Barrón, 2006, p.94).
  • Evaluación por competencias. “Sigue los principios del enfoque competencial de la educación, haciendo de la evaluación un proceso sistémico de análisis, estudio, investigación, reflexión y retroalimentación en torno a aprendizajes esperados, con base en indicadores concertados y construidos con referencia a la comunidad académica” (Tobon, Rial y Carretero, 2006, p. 132).

Desarrollo

A continuación se exponen las distintas formas de evaluación del aprendizaje; la primera es la tradicional, la cual es la más común y con la que todos los profesores de una u otra manera han tenido contacto.

Evaluación tradicional.

Este tipo de evaluación es una tarea puntual en un momento particular, es aquella que se efectúa, como su nombre lo indica, de manera tradicional, no toma en cuenta las potencialidades de los estudiantes y básicamente es cuantitativa. Los estudiantes siempre tienen la sensación de no saber exactamente, porqué o cómo fue que obtuvieron una nota aprobatoria o no.

La evaluación tradicional se caracteriza por los siguientes aspectos: 1) los parámetros tienden a ser establecidos por el docente sin tener en cuenta criterios académicos y profesionales; 2) se brindan notas cuantitativas sin criterios claros que las justifiquen; 3) generalmente se hace con el fin de de terminar quienes aprueban o  reprueban una asignatura; 4) tiende a centrarse más en las debilidades y errores que en los logros;  5) es establecida por el docente, sin tener en cuenta la propia valor ración y participación de los  estudiantes; 6) tiende a castigar los errores y no se asumen estos como motores esenciales del   aprendizaje; 7) son escasas las oportunidades para el auto mejoramiento, pues los resultados de las pruebas de evaluación son definitivos, sin  posibilidades de corrección o mejora; 8 ) se  asume  como un instrumento de control y de selección externo; 9) se considera como  un  fin  de  sí misma,  limitada a la constatación de resultados; y 10) se centra en los estudiantes de manera individual sin tener en cuenta el proyecto docente. (Tobon, Rial y Carretero, 2006, p. 133).

Como se puede observar en esta evaluación tradicional, el estudiante tiene que demostrar su conocimiento mediante la aplicación y aprobación de notas, las competencias, habilidades y capacidades que el alumno haya adquirido a lo largo del curso poco importan ya que, esta evaluación se centra en el estudiante sin tener en cuenta la planificación del curso del docente.

Para contrastar los conceptos teóricos de la evaluación tradicional, se aplicaron entrevistas a docentes del Instituto Tecnológico de Colima. Ellos opinaron del tema lo siguiente:

Esta evaluación… es un proceso dónde el estudiante será sometido al escrutinio mediante diferentes instrumentos para medir el producto del aprendizaje… (Entrevistado 02, 2011).

… es acreditar los conocimientos adquiridos, considerando en ella las habilidades, destrezas y capacidades, en un aspecto cuantitativo … (Entrevistado 01, 2011).

Con lo anterior se concluye que, la evaluación tradicional utiliza el término calificar para medir el producto del aprendizaje y como docentes tenemos que dejar de hacer –solamente – un escrutinio cuantitativo en los estudiantes. Ciertamente hay que considerar las habilidades, destrezas y capacidades, pero desde el punto de vista de la evaluación del aprendizaje y que la calificación obtenida sirva solamente como un complemento.

A continuación se presenta otra forma de evaluación que se considera dentro de las tradicionales, es la que se realiza mediante la utilización exclusiva de exámenes, ésta deja de lado las cuestiones prácticas como los ensayos, investigaciones y proyectos. Se centra sólo en la obtención de la nota y los resultados obtenidos son poco convincentes, incluso en aquellos que logran la aprobación.

Evaluación mediante exámenes.

Se dice que la evaluación mediante exámenes es característica del paradigma tradicional, este tipo de evaluación genera como resultado un número (el cual para el alumno tiene gran importancia) y mide el grado de aprovechamiento escolar adquirido por los estudiantes. Generalmente es difícil de lograr una acción motivadora. “No es posible valorar con absoluta precisión el estado de conocimiento de un alumno, y tampoco es posible plantear pruebas que respondan a una revisión total” (Ministerio de Educación y Ciencia, 2005, p. 515).

La evaluación –únicamente- mediante exámenes, como se dijo anteriormente, es un método que no permite evaluar completamente las capacidades y habilidades los estudiantes, ya que emite un resultado numérico – nada motivador, en ocasiones-. El profesor puede seleccionar aplicarlo sin apuntes, con apuntes (libros) o de manera colaborada con otros estudiantes; también existen bajo la modalidad: en sitio o para llevar a casa.

Sea cual fuere el tipo, deben de diseñarse utilizando preguntas abiertas, cerradas o de opción múltiple, ocasionalmente de relación; cuidando siempre que no existan ambigüedades en las cuestiones y que los reactivos que conforman la prueba, puedan ser entendidos por cualquier tipo de estudiantes (visuales, auditivos y kinestésicos). Los exámenes deben de cumplir con el objeto de evaluación y estar vinculados estrechamente con la forma de organizar su contenido. Una vez elaborado y aplicado, el profesor tiene que calificar uno a uno y emitir la calificación numérica correspondiente.

Este tipo de evaluación toma en cuenta nada más la aplicación del examen, es por eso que se dice que no se obtiene una revisión total a los saberes del estudiante. Más cuando se aplica de manera complementaria, se convierte en parte de una evaluación integral, que si coadyuva a conocer el aprendizaje del estudiante.

Analizando el actuar docente en lo que respecta al tema de la evaluación mediante exámenes, se llevo a cabo la aplicación de entrevistas a diferentes docentes en el Instituto Tecnológico de Colima, ellos opinaron al respecto:

… esta es una práctica todavía muy arraiga en los docentes porque es una manera muy cuantitativa -de tener resultados… hasta dónde el muchacho ha logrado el aprendizaje, pero nada más… para mí, es sólo en cuanto a conocimientos… olvidamos todas lo demás… actitudes… todo el proceso de aprendizaje…solamente es cuánto conocen… el maestro sigue insistiendo en esa manera de evaluar, porque para él es más cómoda… (entrevistado 03, 2011).

 … la evaluación mediante exámenes generalmente se circunscribe al saber y sesga el saber-hacer. Y cuando no es así, recae en el docente elaborar reactivos basados en las competencias para la aplicación o solución del problema … (Entrevistado 04, 2011).

Después de lo anterior, se concluye que éste tipo de evaluación es tradicionalmente de las más utilizadas, debido a una comodidad por parte de los docentes y aunque solo genera instrumentos de medición, es adecuada si se pretende utilizar como complemento a una forma de evaluación más completa y elaborada, como puede ser la evaluación por competencias. Ya que genera evidencias tácitas, que aunque solo evalúan ciertos aspectos del aprendizaje (el saber) si pueden complementar a otras formas de retroalimentación que consideren el saber hacer.

… esta es una práctica todavía muy arraiga en los docentes porque es una manera muy cuantitativa -de tener resultados… hasta dónde el muchacho ha logrado el aprendizaje, pero nada más… para mí, -es sólo en cuanto a conocimientos… olvidamos todas lo demás… actitudes… todo el proceso de aprendizaje…solamente es cuánto conocen… el maestro sigue insistiendo en esa manera de evaluar, porque para él es más cómoda… (entrevistado 03, 2011).

 … la evaluación mediante exámenes generalmente se circunscribe al saber y sesga el saber-hacer. Y cuando no es así, recae en el docente elaborar reactivos basados en las competencias para la aplicación o solución del problema … (Entrevistado 04, 2011).

Otro tipo de evaluación del aprendizaje, es el que se presenta a continuación, aprendizaje alternativo. Esta nueva forma de evaluación no solo permite obtener una nota, sino también una retroalimentación de pares, así como una reflexión personal sobre los aprendizajes adquiridos.

Evaluación alternativa.

“Se orienta hacia el reconocimiento del aprendizaje individual del alumno y a la construcción de un juicio basado en la observación, con base en el establecimiento de objetivos de aprendizaje y de los criterios de desempeño pertinentes” (Barrón, 2006, p.94).

Sus principales características son: a) construye historia evaluativas de un individuo en particular o de un grupo; b) recopila evidencia a todo lo largo del proceso educativo; c) hace uso de un portafolio de evidencias; d) se observa directamente el trabajo de los estudiantes, así como su capacidad, habilidad y competencia (Barrón, 2006, Pp. 90-94).

La evaluación alternativa se refiere a los procedimientos y técnicas (diferentes a exámenes tradicionales a lápiz) que pueden ser usados dentro del contexto de la enseñanza e incorporados a las actividades diarias el aula. Recopila evidencia acerca de cómo los estudiantes procesan y completan tareas reales en un tema específico e incluye una variedad de técnicas de evaluación, dichas técnicas se pueden adaptar a diferentes situaciones, individuos o grupos de estudiantes.

“También se le conoce como ‘Evaluación desde la racionalidad práctica’, es una acción comunicativa. Sus principales características son las siguientes: 1) propicia una evaluación formativa; 2) se basa en actividades dinámicas, participadas, compartidas y continuas; 3) da pie a la auto evaluación y a la co evaluación, mediante la corresponsabilidad y compromiso; 4) las pruebas que se realizan permiten ensayos y aplicaciones; 5) el profesor se compromete e implica con el estudiante; 6) se realiza una real evaluación del aprendizaje” (Álvarez, 2001, pp. 20 y 21).

Más que una fiabilidad, la evaluación alternativa genera una credibilidad – sigue principios recogidos del proyecto educativo -, hay una atención puntual en todo el proceso de enseñanza – aprendizaje, lo más importante es el proceso formativo, a diferencia de la evaluación tradicional, en la cual el profesor la determina según su estilo.

Para conseguir una real evaluación por parte del profesor, éste debe tomar decisiones que apunten al mejoramiento y optimización, tanto del proceso como de los resultados. Esta evaluación se considera como el proceso de delinear, obtener, procesar y proveer información válida, confiable y oportuna que permita juzgar el mérito o valía de programas, procedimientos y productos, con el fin de tomar decisiones. Estas decisiones se refieren: al programa educativo, a la planeación realizada, a la forma en cómo se llevó a cabo el seguimiento y recabo de evidencias o a la manera de obtener los resultados.

Para contrastar la investigación documental referente a este tipo de evaluación, se realizó un levantamiento de información obteniéndose evidencias de campo recabadas de docentes del Instituto Tecnológico de Colima, las cuales se presentan a continuación:

La evaluación alternativa… es aquella que se aplica además de realizar otras actividades que la complementarán… (Entrevistado 01, 2011).

… son mecanismos alternos que permiten tener una evaluación más completa o que permite adecuarse al tipo de grupo con el que se esté trabajando… (Entrevistado 02, 2011).

 … es el uso de instrumentos diferentes al examen, como la participación en foros, el desarrollo de proyectos, la presentación de ejercicios, que sirven para medir y evaluar lo que el estudiante saber y lo que puede hacer … (Entrevistado 04, 2011).

Con lo anterior se resume que, la evaluación alternativa permite alcanzar, mediante el uso de diversos recursos, un perfeccionamiento en el proceso de enseñanza – aprendizaje, genera que un gran porcentaje de los estudiantes adquiera un real aprendizaje significativo, ya que su valoración dependerá de las evidencias recabadas a lo largo del periodo y con base en ellas se tomarán decisiones para alcanzar el objetivo inicialmente planteado, ya sea profesor-estudiante o profesor-estudiante-grupo.

Por último se presenta la evaluación por competencias, esta forma de valoración del aprendizaje en los estudiantes, se centra total y completamente en sus capacidades, habilidades y conocimientos previos (ya sean adquiridos o que formen parte de su personalidad), para que realmente el aprendizaje vertido en el aula sea significativo y le permita al estudiante no sólo entender, sino aprender y hacer suyo el conocimiento para que pueda realizar el proceso de retroalimentación necesario para un crecimiento académico y profesional.

Evaluación por competencias.

“Sigue los principios del enfoque competencial de la educación, haciendo de la evaluación un proceso sistémico de análisis, estudio, investigación, reflexión y retroalimentación en torno a aprendizajes esperados, con base en indicadores concertados y construidos con referencia a la comunidad académica” (Tobon, Rial y Carretero, 2006, p. 132).

Es un proceso que implica definir con exactitud las competencias a evaluar con sus respectivas dimensiones. Otorga al estudiante la retroalimentación necesaria y suficiente para que él pueda conocer con certeza los puntos que influyen en su calificación, de igual manera le permite al docente, tomar decisiones que le permitan cubrir a cabalidad la competencia establecida inicialmente.

“Se caracteriza por lo siguiente: 1) es un proceso dinámico y multidimensional; 2) tiene en cuenta el proceso y el resultado del aprendizaje; 3) ofrece resultados de retroalimentación cuantitativa y cualitativamente; 4) sirve a un proyecto ético de vida; 5) reconoce todas la potencialidades del estudiante; y  6) se basa en criterios objetivos y evidencias consensuadas” (Tobon, Rial y Carretero, 2006, p. 134).

Este tipo de evaluación, se orienta a evaluar las competencias de los estudiantes teniendo como referencia el proceso de desempeño de éstos, ante actividades o problemas  contextuales, personales, sociales, disciplinares e investigativas, teniendo como referencia evidencias e indicadores.

Otros autores expresan que, las competencias tienen 3 características principales: “a) Articulan conocimiento conceptual, procedimental y actitudinal; b) Se vinculan a rasgos de personalidad y c) Toman sentido en la acción” (Cano M.A., 2008, p. 6).

El almacenar conocimiento no es indicativo que la o las competencias son alcanzadas, se debe tener el capacidad para seleccionar cual de toda la culturalidad permite cumplirla a cabalidad. Lo anterior se logra en un proceso de crecimiento continuo a todo lo largo de la vida; en ocasiones se es competente ante una situación, en un momento dado del tiempo y después se puede dejar de serlo, al cambiar de contexto. La personalidad ayuda, pero no indica que la competencia una vez alcanzada durará de por vida. Además la realización de la misma no debe ser mecánica, ya que implica siempre una reflexión, cada situación es única e irrepetible, por tal motivo, el actuar de la competencia será distinto cada vez.

El tema de la evaluación por competencias es muy vasto y complejo, muchos autores opinan al respecto; al momento de realizar la investigación de campo a profesores en activo en el Instituto, ellos expresaron su conceptualización al tema en cuestión:

… es la evaluación que acredita los conocimientos, habilidades, destrezas y capacidades (Entrevistado 01, 2011).

…permite una interacción en aspectos cognitivos, procedimentales y actitudinales…(Entrevistado 02, 2011).

… es un proceso mediante el cual a través de la evidencia nos vamos dando cuenta del nivel de competencia y el nivel de aprendizaje que el muchacho ha logrado… (Entrevistado 03, 2011).

… es el proceso permanente que mide la adquisición de competencias, utilizando diversos instrumentos de evaluación: diagnóstica, formativa y sumativa que reflejen con objetividad el saber y el saber – hacer del estudiante con respecto a un tema… (Entrevistado 04, 2011).

Como se puede observar, la evaluación por competencias, es aquella que permite tener una visión integral del proceso de enseñanza – aprendizaje que recibe el estudiante. Es aquella mediante la cual se conocen, analizan y potencian, las habilidades, capacidades y destrezas al momento de aplicar el saber – hacer. Además de los valores cuantitativos, también toma en cuenta los cualitativos, esto es, no sólo se califica y se mide, se evalúa de manera integral, con la finalidad de proporcionar una retroalimentación que permita al estudiante alcanzar la competencia, expresada por el profesor al inicio del tema.

Conclusiones.

A lo largo del documento se han expuesto diferentes categorías de la evaluación del aprendizaje, todas ellas nos proporcionan información ya sea documental o de campo sobre su definición, características y la forma en que son percibidas por los profesores en el actuar docente.

Actualmente la categoría de evaluación por competencias es la que se encuentra de moda, es la que en su mayoría las Instituciones Educativas están implantando, y no sólo por eso, sino porque proporciona elementos sobre los cuales tomar decisiones adecuadas sobre el rumbo de la enseñanza – aprendizaje de los estudiantes.

Las demás evaluaciones (mediante exámenes y alternativa), se convierten en un complemento de la evaluación por competencias, ya que coadyuvan a una mejor integración de evidencias, sobre las cuales valorar el desempeño del estudiante en el aula.

Bibliografía.

Álvarez, J.M. (2001). Evaluar para conocer, examinar para excluir. Pp. 20, 21 y 34. España: Morata.

Barrón, C. (2006). Proyectos educativos innovadores. Construcción y debate. Pp. 90-94. México D.F.: UNAM-CESU.

Cano G., M.E. (2008). La evaluación de competencias complejas en la educación superior. Profesorado. Revista de currículo y formación del profesorado. P.6. Disponible en: http://www.ugr.es/~recfpro/rev123COL1.pdf

Ministerio de Educación y Ciencia (2005). Premios Nacionales de de Innovación Educativa 2005. P. 515. Madrid, España: CIDE.

Stufflebeam, D. (2007). Traducción de Evaluation, Theory, Models and Applications. Pp. Xx. Estados Unidos. Jossey – Bass Books.

Tobon, S., Rial A., Carretero M., García J. (2006). Competencias, calidad y educación superior. pp. 132, 133  y 134. Bogotá D.C., Colombia: Alma Mater, Magisterio.

Anexos.

About these ads
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

3 Respuestas a “Tipos de evaluaciones del aprendizaje. Conceptos y características

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: